Oct
18

EN TIERRA HOSTIL (CRÓNICA: LOINTEK GERNIKA BIZKAIA 39-68)

entierrahostil

‘Foto: Lourdes Mesa’

Sin tiempo para digerir la derrota frente a Perfumerías Avenida, nuestro primer equipo se vio de nuevo sorprendido por uno de los rivales más exigentes de la competición, Lointek Gernika Bizkaia, que redujo al máximo las prestaciones ofensivas de las nuestras gracias a una asfixiante defensa que disfrutó (además) de unos porcentajes de acierto que mediado el segundo periodo sentenciaban el partido. Los números de Destiny Williams (11 puntos y 13 rebotes), no fueron suficientes ante un desatado conjunto vasco, que completa la terna de aspirantes al título liguero por detrás de Perfumerías Avenida y Spar CityLift Girona.

Cualquier rival puede ser un (feroz) enemigo. Cualquier partido, una trampa mortal. No hay nada como diseñar una plantilla ambiciosa, nada como ilusionarse públicamente con llegar a ser uno de los mejores equipos de la competición, para sembrar el pánico en cuantos van a enfrentarse a nuestro primer equipo. Inquietud que lejos de atemorizar, motiva (!) a cada uno de los rivales a superar a las de Antonio Pernas, que después de sumar dos importantes victorias en las tres primeras jornadas, han sufrido (en Canal) la ira de Perfumerías Avenida y Lointek Gernika Bizkaia, dos de los conjuntos más exigentes de la competición.

Tanto, que después de la derrota del pasado miércoles frente al vigente campeón de Liga Femenina, el conjunto vasco volvió a minimizar las prestaciones de las nuestras de la mano de un extraordinario entramado defensivo comandado desde el banquillo por Mario López. Las suyas no sólo fueron capaces de vencer (prácticamente) todos los contactos, sino que neutralizaron cada uno de los puntos fuertes de nuestro primer equipo. Y lo hicieron desde el inicio del partido, en el que además de superar el nivel de intensidad de las nuestras, se encontraron con el acierto de cara al aro de María Pina, que anotó 7 (de sus 23) puntos en los primeros minutos. Un oportuno tiempo muerto mediado el primer cuarto (5-12) reajustó un plan de partido neutralizado (también) por nuestro primer equipo, cuyos porcentajes de acierto les privaban inconscientemente de una mayor actividad defensiva. De ahí que en el arranque del segundo periodo (7-17), disfrutásemos de ataques mucho más elaborados de las nuestras. En esta ocasión, fueron las pérdidas de balón quienes conectaron de nuevo al conjunto visitante, que se sacudió las dudas a base de triples abriendo una enorme brecha en el marcador (10-32) al borde del descanso. Un triple de María Bettencourt (9 puntos), y una elaborada canasta de Tamara Abalde (7 puntos y 5 rebotes), mejoraron notablemente las sensaciones instantes antes de acudir a los vestuarios.

En la reanudación las fuerzas parecieron igualarse. Y es que el marcador tardó en moverse gracias a una actitud, un carácter diferente que aunque apenas nos acercaba a las de Mario López, al menos frenaba la hemorragia. La reacción llegó de la mano de Destiny Williams (11 puntos, 13 rebotes, 12 de valoración), que lideró un incómodo intercambio de canastas que parecía sentenciar el partido. Con todo decidido (28-51), lo mejor del último periodo fueron los minutos de Catarina Neves (7 puntos), que trató de contener sin éxito a un (desatado) Lointek Gernika Bizkaia que en ningún momento levantó el pie del acelerador. María Pina, y Amisha Carter (12 puntos, 11 rebotes, 16 de valoración), lideraron un triunfo cimentado en la asfixiante defensa que propuso el conjunto vasco, ante la que se estamparon una y otra vez las nuestras, que tendrán oportunidad de resarcirse el próximo domingo (19.o0h.) frente a un Campus Promete que viene de sumar dos victorias consecutivas.

Lo admirable es que el hombre siga luchando y creando belleza en medio de un mundo hostil. De trampas mortales, y enemigos feroces, está abarrotada la competición. ¡Superarles sólo depende de nosotras! Trabajo diario. Ambición. Deseo de ganar. Los luchadores no (nunca) descansan.

Jorge @AceroPereda
Comunicación C.D. CREF